All posts by Mindful gay

Comiendo chocolate

chocolate mindulness

Solo, con un trozo de chocolate.

Intentando comerlo de una forma que no habíamos hecho antes.

Actuando, como si no supiéramos qué es lo que tenemos en las manos…

Tocándolo, manipulándolo con curiosidad y respeto.

¿Es blando o duro…? ¿Es suave o rugoso…? ¿Es pegajoso cuando lo tocas…?

¿Huele a algo en especial…?

¿Qué ocurre cuando lo acercamos a nuestros oídos? ¿Emite algún sonido en particular…? ¿Cómo suena cuando lo rozamos con la oreja…?

Podemos pasarlo suavemente por la superficie de nuestros labios y ver lo que ocurre… ¿Qué sensaciones estamos teniendo ahora mismo…? ¿Está empezando a derretirse…?

Una vez lo metemos en la boca, empezamos a jugar con el trozo de chocolate con la lengua y el resto de la boca.

¿Qué gusto tiene…? ¿Dulce, ácido, amargo…? ¿O es una mezcla de sabores…?

¿Está frío o caliente…?

¿Dejamos que se derrita en nuestra boca o empezamos a morderlo…?

¿Somos conscientes de lo que ocurre mientras estamos tragándolo…?

El objeto en cuestión ya no está en nuestra boca… ¿Persiste algo…? ¿Un gusto, una sensación especial, algo que no sabemos bien describir, o simplemente nada…?

¿Qué tipo de experiencia hemos tenido…?

¿Ha sido diferente de otras veces cuando hemos comido chocolate estando solos, con algún familiar, con amigos, con un amante, con nuestro novio, o con nuestro marido…?

Como ocurría con el ejercicio de la pasa, esto es un ejemplo de lo que ocurre cuando salimos del piloto automático, en el cual estamos frecuentemente en nuestras vidas.

Cuando ponemos nuestra atención en aquello que estamos haciendo en el momento presente, un mundo entero de sensaciones se abre ante nosotros.

Bienvenidos al reto.

Andrew Ramer, compartiendo la misma tribu

2 Flutes Playing Andrew Ramer

Andrew Ramer es un poeta, un escritor de novelas y un maggid (un contador de historias judío). Nació en Nueva York y vive en San Francisco, California, donde es un miembro activo de una sinagoga históricamente ligada a la comunidad LGBTQ. Así mismo es consejero espiritual en una iglesia menonita, y es profesor en un programa de estudios judíos y justicia social en una universidad jesuita.

Para él, la espiritualidad, y de forma más específica, la espiritualidad gay, son un componente vital en su vida. Ha estado involucrado de forma activa en varias comunidades como la conferencia de “Gay Spirit Visions” en Carolina del Norte y en el Círculo de Sanación de Nueva York.

Durante varios años, escribió una columna sobre práctica espiritual para el Diario de la Grulla Blanca (White Crane Journal), y ha publicado varios libros en diferentes estilos que van de novelas a libros sobre ángeles, pasando por antologías eróticas gay o historias cortas.

Andrew escribe sobre sí mismo: “Encontraréis en mis obras diversas voces, algunas de ellas son las mías, pero otras se me han transmitido, término que prefiero utilizar en lugar de ´canalizado´.

El libro más conocido de todos los que ha escrito es Dos flautas tocando (Two flutes playing, Lethe Press, 2005). En él, revisa y recalca la importancia de la mitología para los hombres gay y la existencia de la tribu gay como grupo único de hombres que aman a otros hombres y que está en camino de volver a encontrar su lugar en la historia y en la sociedad actual.

Hablando sobre su libro, Andrew Ramer dice: “(…) Quiero hablar aquí de los santos y héroes de las tribus gay, ya que éste es un período de la historia de los hombres que se ha perdido a través del tiempo. Todos conocéis los héroes de las otras tribus, pero de esta pequeña y sagrada tribu, cuya historia ha sido olvidada, nadie se acuerda de nada”.

Andrew Ramer es uno de los escritores e intelectuales gay descritos y entrevistados en el libro de Mark Thompson Alma gay, encontrando el corazón y la naturaleza del espíritu gay (Gay Soul, Finding the Heart of Gay Spirit and Nature, Harper, San Francisco, 1994).

Se puede encontrar más sobre él en la red en http://www.andrewramer.com.

Nuestro toque especial, por Andrew Ramer

manos gays mindfulness

“La cosa más importante que nos podemos decir los unos a los otros como hombres gay que somos, es que estamos aquí por una razón, y todos sabemos que razón es. Lo sabemos cuándo nos sentamos entre nosotros y nos damos cuenta de quienes somos, lo que hacemos, y lo que traemos al mundo. Hay una frase de un canto de los Indios Norteamericanos que dice: ‘Traes a toda la vida ese toque especial’. Nosotros como hombres gay, sabemos cuál es nuestro toque especial”.

Andrew Ramer, Escritor norteamericano, gay, y contador de historias.

Mindful Yoga o yoga en consciencia plena

mindful movement

Mindful yoga o yoga en consciencia plena, también conocido como mindful movement o movimiento en consciencia plena, es una de las prácticas formales de meditación que se utilizan en MBSR – Reducción de estrés mediante mindfulness o consciencia plena.

Frecuentemente, la gente se pregunta qué tiene que ver el yoga o el movimiento en general con la meditación.

La finalidad del mindful yoga o yoga en consciencia plena, es llevar el foco de atención al movimiento. Ser conscientes de lo que le está pasando a nuestro cuerpo y qué está ocurriendo en nuestro interior cuando nos movemos.

Aunque se denomine mindful yoga, no es exactamente yoga en estado puro. Toma movimientos y posturas de dicha disciplina, pero también del qi gong, del tai chi, de la danza, o incluso movimientos del día a día, añadiendo un elemento de atención y concentración a aquello que estamos haciendo en ese momento, que es movernos.

Se puede hacer de pie, o tumbados. La mayor parte del tiempo se practica con los ojos abiertos, pero también se puede hacer con los ojos cerrados, lo que puede aportar una dimensión diferente al movimiento.

¿Tenemos que estar en forma para practicar los diversos movimientos que integran el yoga en consciencia plena o mindful yoga? ¡De ninguna manera! Esto es lo bonito de la práctica, siempre habrá algún tipo de movimiento por sutil que sea que podamos realizar. No importa si hacemos ejercicio de forma regular o no, si tenemos las cuatro extremidades o no, o si nuestra movilidad está reducida. Es una cuestión de ser plenamente consciente de ese movimiento en particular aunque apenas sea perceptible.

No se trata de una competición con los demás, ni con nosotros mismos. Simplemente es una cuestión de vivir el momento, de vivir nuestra propia experiencia, como lo hacemos cuando practicamos la meditación sentados, o el body scan.

El escuchar y el auto respeto son cruciales aquí.

Escuchar a los signos corporales, a lo que nuestro cuerpo nos está diciendo en este momento… ¿Hasta dónde podemos llegar? ¿Cuándo tenemos que saber parar? ¿Cuándo tenemos que regresar a la posición de inicio?

Auto respeto: tenemos que aprender a respetar nuestro cuerpo, y ser conscientes de dónde están nuestros límites. Límites que varían de persona a persona. Límites que incluso en nosotros pueden variar día a día, o momento a momento.

Mientras practicamos mindful yoga o movimiento en consciencia plena, no existe nada más. Sólo nosotros, nuestro cuerpo, ese movimiento en particular, experimentándolo, escuchándolo, integrándolo.

Con toda probabilidad, habremos elevado nuestras manos y brazos miles de veces a lo largo de nuestras vidas, pero cuando lo hacemos en consciencia plena , alcanzamos una dimensión diferente, que probablemente no pensábamos que pudiera existir.

Walking meditation o meditación caminando

walking meditation mindfulness meditación caminando

Caminar es algo que todos realizamos a diario. Pero en la mayoría de ocasiones lo realizamos de forma automática, sin fijarnos en el valor añadido que puede aportarnos.

Jon Kabat-Zin quiso darle un nuevo sentido al hecho de caminar, por lo que introdujo la walking meditation o meditación caminando dentro del conjunto de prácticas formales que forman el MBSR – Mindfulness-based stress reduction o, lo que es lo mismo, la reducción del estrés basada en la consciencia plena.

Practicar la meditación caminando o walking meditation es algo tan sencillo como andar, pero mientras lo haces, puedes integrar en la meditación los estímulos que ves, aquello que sientes, los olores, la sensación de tus pies cuando se ponen en contacto con el suelo…  lo que debes intentar evitar es no dejarte llevar por otros pensamientos que nos alejen de cultivar la observación interior.

Es posible que al principio nos cueste: durante tantos años hemos utilizado nuestras piernas de manera mecánica que es probable que incluso nos sintamos torpes realizando la actividad. Puede fijar tu mirada al frente o puedes mirar el suelo y ver cómo el pie sube desde el suelo y vuelve a bajar, y sentir la cadencia de tus pasos.

Cualquier momento es bueno para practicar la meditación caminando: en los pequeños desplazamientos, en casa, en un parque, en el camino de ida o regreso del trabajo… siempre hay una buena oportunidad para hacer de ese camino una oportunidad para meditar. Caminar como práctica en sí, sin tratarla como un medio más, como hacemos con la ajetreada vida diaria.

Tómate tu tiempo. No corras. Sólo vaga sin buscar un objetivo, ni un destino, sin la intención de alcanzar un lugar concreto. Si, por ejemplo, lo pones en práctica durante un trayecto que realizas en 5 minutos, permítete realizarlo en el doble de tiempo y practica la meditación caminando durante 10 minutos.

Antes de iniciar la práctica, piensa en respirar lentamente durante esos dos o tres pasos iniciales, para acostumbrar a tu cuerpo y tu mente a esta nueva forma de caminar. Las plantas de los pies deben centrar tu atención: sé consciente del contacto entre las plantas y el suelo que pisas.

Debes controlar la respiración. Que sea leve y pausada. Ella te ayudará a reducir los efectos del estrés y facilitará la meditación. Realiza respiraciones lentas pero profundas inhalando el aire por la nariz y exhalando por la boca.

Y, lo más importante: vive la experiencia. No pienses en un tiempo mínimo ni máximo para practicar esta meditación. Y al acabar, dedica unos minutos a reflexionar sobre lo que ha supuesto la práctica, cómo a través de ella, has encontrado serenidad, paz, alegría interior.

Body scan o exploración corporal

body scan mindfulness

Al escuchar el término body scan o exploración corporal, nos pueden venir a la mente todo tipo de ideas, significados o asociaciones.

El body scan es una de las prácticas de meditación formal que forman parte del MBSR (Reducción de estrés mediante la atención plena), y de hecho es la primera meditación que se enseña y se practica en el curso.

Es un tipo de meditación tumbado en la cual nuestro foco de atención recorre las diferentes partes de nuestro cuerpo, de una manera sistemática.

Normalmente se hace estando tumbado en el suelo con los brazos paralelos al cuerpo, pero también se puede hacer sentado, o adoptando otras posturas, como la del ‘astronauta’ (cuerpo en el suelo, rodillas dobladas y piernas apoyadas en una silla).

Mientras hacemos el body scan, habitualmente cerramos los ojos, pero si no estamos cómodos, o nos dormimos, los podemos tener abiertos.

Mientras estamos tumbados, podemos relajarnos, pero no es la finalidad de este tipo de meditación. A lo largo del ejercicio, se nos sugiere que estemos lúcidos y despiertos. Pero de nuevo, si nos dormimos, no pasa nada, simplemente retomamos el ejercicio en la parte del cuerpo en la que estábamos, antes de perder nuestra atención.

No pretendemos cambiar nada, o alcanzar un fin concreto; simplemente se trata de prestar atención a lo que sentimos en ese momento, y a las sensaciones que podamos percibir, a medida que pasamos revista a las diferentes zonas del cuerpo.

En el body scan revisamos todo nuestro cuerpo, dándonos cuenta de lo que está pasando en una zona determinada, en un momento concreto. Aceptando cualquier sensación o sentimiento que podamos tener, o incluso, y por qué no, no tener.

Dirigimos nuestra atención a lo largo de las diferentes partes de nuestro cuerpo, siguiendo un orden determinado, pero no hay una forma ideal de hacerlo. Podemos empezar desde los dedos de los pies y acabar en la cabeza, o viceversa.

De nuevo, como pasa en la meditación sentado, se trata de vivir nuestra experiencia, aceptando aquello que nos encontramos en el aquí y ahora.

Sitting meditation o meditación sentados

Sitting meditation mindfulness

Encontrar tiempo para uno mismo…

Qué cosa más difícil en un mundo tan frenético como en el que vivimos…

Todos nos merecemos un poco de tiempo para nosotros. Tiempo en el que nadie nos pueda molestar, sin teléfono, sin interrupciones, simplemente nosotros…

Pero no es fácil. Siempre hay cosas que hacer. La corriente en la que estamos inmersos es demasiado fuerte…

Para llegar a meditar con regularidad, se necesitan compromiso, esfuerzo y disciplina.

Al principio, puede ser suficiente con cinco minutos. Cinco minutos para empezar.

Podemos sentarnos en el interior o en el exterior; en el suelo, en un cojín o en una silla.

Sentados con la espalda recta. Adoptando una postura digna.

Podemos colocar las manos en nuestro regazo, en los muslos o donde sea mejor para nosotros.

Empezamos poniendo nuestra atención en la respiración. Inspirando y espirando. Sintiendo como nuestro abdomen se expande en la inspiración, y como se retrae en la espiración.

No existe nada más, únicamente la respiración. El aire entrando y saliendo.

Mientras tanto, todo tipo de pensamientos intentan llamar nuestra atención. Pensamientos, sentimientos, emociones… Todo está bien… Nada de culpa, nada de juicios. Simplemente darnos cuenta de lo que está pasando y volver a la respiración.

Una vez más, nuestra mente empieza a vagar… Simplemente nos damos cuenta de ello, y suavemente redirigimos nuestra atención a la respiración.

No es una lucha, no es una competición con nosotros mismos, ni con los demás.

Es un encuentro con el aquí y ahora, con el momento presente, con cada uno de nosotros.

De repente, nos damos cuenta de que se nos ha acabado el tiempo. Podemos tener la sensación que la mente ha estado vagando todo el rato, que no lo hemos hecho correctamente, que algo ha fallado, que no estamos hechos para ello…
Podemos sentirnos desanimados, desencantados, decepcionados.

Nada de expectativas, simplemente dejar fluir, confiar, vivir la experiencia… Sea lo que sea, donde sea que nos lleve…

Como dice John Kabat-Zinn: “inténtalo durante unos años, y ve qué es lo que pasa”.

Reducción del estrés basada en la consciencia plena: MBSR-Mindfulness-based stress reaction

MSBR MindfulnessEs posible que a estas alturas ya estés familiarizado con lo que MBSR representa, que son las siglas de Mindfulness-based stress reduction, o lo que es lo mismo, la reducción del estrés basado en la consciencia plena.

Como ya debes saber, MBSR fue creado por Jon Kabat-Zin, en los años setenta. Aunque se basa en los principios budistas de la meditación, el curso está estructurado a lo largo de 8 semanas, y su principal objetivo es reducir el estrés y ofrecerte las herramientas para mantener la plena consciencia en tu vida en todo momento.

Las principales prácticas de meditación que se utilizan en el curso son la meditación sentada (sitting meditation), la exploración corporal (body scan), la meditación andando (walking meditation), y el yoga en plena consciencia (Mindful yoga), también conocido como movimiento en plena consciencia (Mindful movement).

Estas son las diferentes variantes de lo que se conoce como la práctica formal de meditación. En todos ellos el ancla principal u objeto de atención, al menos al principio, es la respiración. Como Jon Kabat-Zin dice: “Pruébalo durante unos años y mira lo que ocurre”.

En el MBSR también se introducen las prácticas informales. Esto significa enfocar nuestra atención sobre diferentes actividades que todos solemos hacer en nuestra vida diaria como, por ejemplo, comer, cepillarnos los dientes o lavar los platos.

Las sesiones del curso se complementan en nuestra casa con la práctica semanal de la escucha de CDs y la lectura de material.

Además, cuando un grupo se establece al comienzo del curso se crea un compromiso y un vínculo entre todos los asistentes.

Este vínculo entre el facilitador del curso y los participantes, así como entre los propios participantes, se desarrollará y crecerá a medida que el curso avanza. Es como tejer una colcha de retales entre todos los participantes del curso, incluyendo el facilitador.

El compromiso de asistir a todas las clases irá en beneficio de uno mismo y de los demás participantes. Ese mismo compromiso se mantendrá tras cada sesión también a la hora de hacer la práctica en casa durante la semana.

Es normal que puedan venir a nuestra mente muchas dudas antes de comenzar un curso MBSR.

Una de ellas, por ejemplo, puede ser: ¿tengo que ser un meditador experimentado? No, en absoluto. No se trata de la perfección, ni de competir conra uno mismo o contra otros. Es tan simple como centrarse en la respiración y volver a ella cada vez que la mente se distraiga. Se trata de reencontrarse con algo tan familiar como la respiración, algo que ha estado con nosotros desde nuestro nacimiento y que estará con nosotros hasta que nos vayamos de este mundo, pero de la que a menudo no somos conscientes de que está ahí.

Otra duda puede ser: ¿Tengo que haber practicado yoga con anterioridad para poder practicar movimiento o yoga en plena consciencia? No, no es necesario; el movimiento yoga en plena consciencia se centra en ser conscientes de nuestro cuerpo cuando se mueve, algo que puede ser tan simple como levantar las cejas o mover los pies.

Más preguntas: ¿Qué beneficios puedo obtener al hacer el curso? Usted va a entender mejor el estrés y cómo reducirlo. Y también se aprende cómo hacer frente a los pensamientos, las emociones y sentimientos de una manera más hábil.

Lorenzo, 33 años

Me gustaría dar las gracias a Manuel por iniciarme y guiarme hacia la conciencia del momento presente.
El hecho de compartir la experiencia con otros hombres gays ha sido una revelación. Lo mejor: las meditaciones, escuchar a Manuel, y la energía mágica que nos ha envuelto en todo momento. ¡¡¡Ha sido realmente especial!!!

Hans, 53 años

Para mí, el Curso MBSR ha sido un gran descubrimiento. Una experiencia reveladora que cambió mi vida desde el principio. El hecho de que todos seamos hombres gays crea un relajante sentimiento de unidad que facilita mucho el aprendizaje y reconocimiento. Manuel es un magnífico profesor y amigo que sabe cómo transmitir perfectamente todo lo que ha aprendido y asimilado del universo de la Conciencia Plena en los últimos años. Tiene una gran sensibilidad y entusiasmo, así como un extraordinario talento para orientar y dirigir el grupo. Es una gran suerte poder asistir y disfrutar de este curso.

Steve, 49 años

No soy un estudiante perfecto. Me distraigo con facilidad, tengo una capacidad limitada de atención. Soy crítico y mis reacciones a menudo están determinadas por mis hábitos. Así que hay un montón de cosas sobre las que quería trabajar, para mejorar. Pero este curso no trata sobre cómo ser una mejor persona, sino sobre conocerse a sí mismo y amarse, aceptarse y apreciarse. El único objetivo es que no hay objetivos. Persuadiéndonos sutilmente para detenernos y escucharnos a nosotros mismos, Manuel suscita en nosotros la conciencia de cómo de extraordinario puede ser lo ordinario, y de repente, la vida es mejor. Es un despertar.

Manuel, 22 años

Me inscribí en el Curso MBSR porque alguien a quien quiero mucho me recomendó que lo hiciera. Al principio fue un viaje a lo desconocido y poco a poco me ha seducido. Cada experiencia de tu vida te da una lección o enseñanza, y para ser preciso, esta me ha ayudado a comprender la vida de un modo más consciente e intenso. Me gustaría destacar el entusiasmo y la vocación de nuestro instructor, Manuel. Quiero darle las gracias por habernos enseñado y transmitido su pasión por el mundo de la conciencia plena.

Roberto, 29 años

Este Curso de Conciencia Plena impartido por Manuel ha sido una auténtica experiencia para mí, ya que nunca había experimentado estas increíbles sensaciones de vivir con conciencia plena en el momento presente. Tanto la práctica de la meditación sentada como el Body Scan me han ayudado realmente a apreciar de forma más intensa y más consciente mis sentimientos, mis pensamientos y mis estados de ánimo.
Nunca habría pensado que el hecho de que esta fuera una actividad dirigida a hombres gays sería tan agradable, ya que se puede sentir esa energía única y especial que sólo los gays podemos desprender. Se crea una atmósfera de conexión, paz y bienestar entre nosotros, que lo hace muy recomendable para cualquier hombre gay.
Me gustaría decir algunas palabras sobre Manuel Grau, nuestro profesor y guía en este curso. Es una persona extraordinaria y admirable por su trabajo en este campo. Trabaja con destreza, solvencia y mucha profesionalidad. Cada sesión se imparte con maestría, lo que nos hace asimilar el mensaje con facilidad y confianza.

John, 51 años

Este curso ha sido completamente nuevo para mí, y me ha parecido enriquecedor, excitante y muy estimulante, ya que veo los resultados cada día.

Tener a Manuel como profesor me ha aportado mucha serenidad, ya que es un gran comunicador, tiene mucha paciencia y transmite paz.

El hecho de formar parte de un grupo de hombres gays fue algo que al principio no consideraba relevante, pero me he dado cuenta de que me sentí mucho más relajado, porque sé que nosotros, los gays, tenemos algo en común (una sensibilidad especial) que nos hace sentir que todos vamos en la misma dirección. Eso ha hecho que me encontrara muy a gusto.

Muchas gracias por todo.

Manuel. 52 a

Antes de nada querría expresar mi profunda gratitud por haber tenido la suerte de tropezarme con Manuel Grau en un momento determinado.

Manuel desde su posición de generosidad y profunda formación ha conseguido acercarnos al mundo de Kabat Zinn y otros maestros, puesto que su aproximación al Mindfulness bebe de diversas fuentes casi sin darnos cuenta.

Este acercamiento ha quedado condensado , en 8 sesiones, que constituyen el eje motor para mejorar nuestro posicionamiento consciente frente a los retos que nos plantea la vida cotidiana.

La complicidad y la confianza constituyen el mejor aliado para este gran reto y es aquí donde Manuel, gracias a la sinergia masculina de grupo por él propiciada, consigue involucrarnos aún más si cabe.

Su entrega y preparación están siendo una fuerza renovadora en nuestras vidas, en donde hay lugar para el presente consciente y es esta fuerza consciente y renovadora la que espero sea el principio de algo todavía mucho mejor.

Mil gracias Manuel por tu entrega generosa y paciente que es fuente de inspiración y admiración.

Jaime, 49 a

El Mindfulness para mí, es una buena herramienta para hacer un alto en el camino y reencontrarme.
Doy las Gracias a Manuel por iniciarme en este camino, que para mí es equilibrante y nutritivo en todos los aspectos de la vida.

Alfredo, 52 a

La experiencia que he mantenido en este curso-taller de Mindfulness ha sido para mí, totalmente enriquecedora, ya que me ha enseñado a trabajar la meditación desde otra perspectiva, apoyada en una serie de ejercicios que favorecen la serenidad y el ser conscientes en el aquí y ahora (el momento presente).
Todo esto ha sido posible gracias al trabajo, la entrega y el buen hacer de nuestro guía en este curso-taller, Manuel Grau. Sin él no habría sido lo mismo.
También tengo que resaltar que el taller enfocado para hombres gay hizo que el clima que se creó fuera muy especial.
Gracias por ayudar a que seamos mejores persona

What is Mindfulness?

02

Mindfulness has become a popular topic in the last few years. It has been the subject of numerous television programs, magazines and books. An example of this, is one of this year’s cover stories for Time magazine which was titled The Mindful revolution.

Numerous courses and workshops with mindfulness as the main subject are sprouting in many countries around the world.

In spite of the term is familiar to many of us, do we know what does Mindfulness really mean?
The word Mindfulness comes from the translation of the word sati in Pali, the language in which the teachings of Buddha were originally recorded.

The term connotes awareness, attention and remembering.

Just by becoming aware of what is occurring within and around us, we can begin to entangle ourselves from mental preoccupations and difficult emotions.

By redirecting attention, rather than trying to control or suppress intense emotions, we can regulate how we feel.

Another aspect of Mindfulness is remembering. This does not refer to memory of the past events. Rather it means remembering to be aware and pay attention.

It was Thich Nhat Hanh, zen master, spiritual leader and world renowned author, who used it for the first time in his book The miracle of Mindfulness, a letter he wrote to his disciples in Vietnam, when he was in exile, reminding them the importance of the practice of breathing and constant awareness to the present moment in order to achieve peace.

Years later Jon Kabat Zinn, a PhD in Molecular Biology, introduced Mindfulness meditation in Medicine. He was the first who realized the potential use of mindfulness in the treatment of chronic medical conditions, and adapted it into the structured eight week Mindfulness Based Stress Reduction course, at the University of Massachusetts Medical Center, in 1979.

He first created the Stress Reduction Clinic which later evolved into the Center for Mindfulness in Medicine, Health Care and Society. For more than 30 years he and his team have worked on the integration of Mindfulness meditation and other Mindfulness-based approaches in mainstream medicine and healthcare.

Although Mindfulness is based on Buddhist Meditation principles, it is taught in a secular environment, completely devoid of a religious connotation.

Mindfulness stress reduction is now offered in numerous medical centers, hospitals and medical organizations throughout the world to help patients cope with stress, anxiety, pain and illness.

For some time Mindfulness has gone beyond the realms of Medicine, and it is being used in diverse fields such as education, social work, law firms and law schools, and in the corporate world with companies like Google, Target, Asana or Medium, which uses it with their employees.

MindfulGay is Born

MindfulGay is born

Stress is an element that forms part of our lives.

Even if we don’t want to admit it, this is an statement that is true for every single one of us.
We live in a fast paced world where we have little time for ourselves, to reduce our speed, to listen to ourselves, to listen to our inner voice.

We, gay and bisexual men, are especially prone to lead stressful lives with additional issues that many of us carry in our backpacks: these can be high demanding jobs, present or past coming out issues, homophobia, a past history of bullying, the need to keep fit and beautiful, trying to find our place in a predominantly straight world or, why not, trying to find our place among other gay men.

For our own sake, we should slow down and release some of this unnecessary burden.

In MindfulGay we want to share with you ways to reduce our pace, to be able to respond more skillfully, to learn how to live in the present, moment by moment, to lead a happier stress-free life.

MindfulGay is a platform for gay and bisexual men. A place where we can learn. A place where we can call home, a place where we can be ourselves and be safe and secure.

Our workshops and courses are based on the Mindfulness Based Stress Reduction (MBSR) program initially created by Jon Kabat Zinn at the University of Massachussets 35 years ago.

Numerous articles and scientific studies show the benefits of Mindfulness and MBSR techniques to reduce stress and improve the quality of life.

Why should there be a Mindfulness workshop or course just for gay men? When we, men who like men, gather together, we share a common energy that empowers us as members of a group or tribe: our group, our tribe.

Our aim is to promote Mindfulness Meditation and MBSR techniques, offering 3 and 5 days workshops, in different locations throughout the world. The different events and locations will be announced on the MindfulGay website.

At the present moment the full 8 week MBSR Course will only be offered in Spain, in the cities of Barcelona, Madrid and Valencia.

As we live in a global society, the workshops and courses can be given in English, Spanish, French or German.

One to one sessions are also offered, allowing for greater flexibility and a more personalized attention.

Through our blog we want to create an space where gay and bisexual men can find information about Mindfulness, mindfulness-based stress reduction techniques and other methods to reduce stress. We also want to be a place where gay men can learn and share ideas about gay spirituality.

We invite you to stay tuned, to participate.

Helps us build a mindful and spiritual community!