Tag Archives: meditación

10 Momentos o situaciones que puedes aprovechar para parar unos minutos cada día

MOMENTS

 1. Al detenerte en un semáforo.
2. Al llegar cada mañana a la oficina.
3. Al conectar el ordenador.
4. Cuando recibes una llamada de tu novio.
5. A conectar la alarma de tu móvil a una hora determinada.
6. Cuando paras para tomar una taza de café o de té.
7. Al ponerte la ropa de deporte.
8. Al darte una ducha después de entrenar.
9. Cuando abres la puerta de tu casa al volver del trabajo.
10. Al desnudarte y ponerte algo cómodo antes de cenar.

Parar

STOP PARAR MINDFULNESS

“Cuando era un joven monje en Vietnam, cada templo tenía una gran campana. Cuando ésta sonaba, los lugareños dejaban de hacer aquello que estuvieran haciendo, y hacían una pausa para inspirar y espirar en plena consciencia. En Plum Village, la comunidad donde vivo en Francia, hacemos lo mismo. Cada vez que oímos la campana, conectamos con nuestro interior, y disfrutamos de nuestra respiración. Cuando inspiramos, decimos en silencio “escucha, escucha”, y cuando espiramos decimos, “este sonido estupendo hace que regrese a mi verdadera morada””.

Thich Nhat Hanh, Monje vietnamita, uno de los mejores defensores de Mindfulness o plena consciencia, fundador de Plum Village.

YourTrue Home. The Everyday Wisdom of Thich Nhat Hanh. Boston & London: Shambala; 2011.

¿Qué momentos o situaciones podrías aprovechar para parar unos minutos durante el día…?

 

Practicando yoga en plena consciencia o mindful yoga

Mindful Yoga

“La práctica atenta del yoga nos permite expandir y profundizar nuestra sensación de lo que significa habitar el cuerpo y desarrollar una sensación más rica y matizada del cuerpo vivido en el momento presente”

Jon Kabat-Zinn
La práctica de la atención plena. Barcelona: Kairós, 2007.

“Se trata de un tipo de meditación profunda, muy en especial cuando se practica con atención, que desarrolla la fortaleza, el equilibrio y la flexibilidad de la mente y del cuerpo”

Jon Kabat-Zinn
La práctica de la atención plena. Barcelona: Kairós, 2007.

Mañana de ayer, de hoy

JAIME GIL DE BIEDMA

Mañana de ayer, de hoy
 
Es la lluvia sobre el mar.
En la abierta ventana,
contemplándola, descansas
la sien en el cristal.
 
Imagen de unos segundos,
quieto en el contraluz,
tu cuerpo distinto, aún
de la noche desnudo.
 
Y te vuelves hacia mí,
sonriéndome. Yo pienso
en cómo ha pasado el tiempo,
y te recuerdo así.

Jaime Gil de Biedma, poeta español, 1929-1990

Durmiéndome mientras practico el body scan

body scan thailand

Estoy seguro de que cualquiera de nosotros se ha dormido al menos una vez mientras meditaba.

Debo admitir que a mí me ha pasado varias veces, y especialmente practicando el body scan.

No importa el momento del día… Hay un punto en el que mi mente se desconecta del todo. Estoy en la pierna izquierda, y de repente me encuentro en la mano derecha sin saber exactamente qué ha pasado…

He de decir que al principio me sentía bastante culpable… especialmente si había roncado, o creía que había roncado.

Cuando esto pasaba, me encontraba mal, y eso hacía ponerme en guardia. ¿Volvería a ocurrirme la próxima vez que hiciera un body scan? ¿Se quejaría la persona que estuviera a mi lado de mis ronquidos…?

Entonces, me di cuenta de que caer dormido podría ser parte del proceso, de la experiencia, de mi experiencia… y que, como tal, la tenía que asumir, que aceptar. Tenía y tengo que tratarme con suavidad, con cariño; también al meditar.

No obstante, empecé a poner en práctica dos trucos que han resultado ser muy útiles. Primero, practicar el body scan con los ojos abiertos; segundo, si aún estoy cansado, elevar mis brazos e intentar mantenerlos en alto durante un rato. Esto me ayuda por un momento, pues al poco empiezo a sentir calambres en los brazos…

Y si a pesar de estos trucos me duermo, intento tratarme con delicadeza, retomando la meditación en el punto donde se encuentre mi grupo.

E intentando vivir el presente todo el tiempo que quede…

Practicando el body scan

Body scan. Thailand

“Esta postura también nos proporciona la sensación de ser sostenidos y soportados por la superficie sobre la que yacemos, con lo que resulta muy sencillo relajarnos y entregarnos al abrazo de la gravedad y dejar que el suelo, la alfombra o la cama hagan su trabajo hasta el punto de que en ocasiones, podemos llegar a sentir que estamos flotando, lo que puede resultar muy agradable y aumentar la motivación para anclarnos más profundamente en el cuerpo y en el momento presente.”

Jon Kabat-Zinn
La práctica de la atención plena. Barcelona: Kairós, 2007.

“Todo cuanto necesitamos hacer es tumbarnos aquí y sentir las diferentes zonas del cuerpo y, a continuación, soltar. La exploración corporal es sistemática, en el sentido de que nos desplazamos por las diferentes zonas del cuerpo en un orden determinado. Pero no hay una única forma única de hacerla. Es posible hacerla realizando la exploración de la cabeza a los pies o de los pies a la cabeza, o de lado a lado por decir algo”.
Jon Kabat-Zinn
Mindfulness en la vida cotidiana. Donde quiera que vayas, ahí estás. Barcelona: Paidós, 2009.

¡Barcelona acogerá el primer curso de MindfulGay!

WORKSHOP BARCELONA MINDFULGAY

Es un gran honor compartir con todos vosotros que nuestro primer taller MindfulGay se celebrará en Barcelona, España, del 21 de abril al 08 de junio de 2015.

Por favor, lee la información a continuación y escríbenos si tienes alguna duda o quieres unirte a nosotros a lo largo de este taller de 8 semanas MBSR.

Inscríbete en http://www.mindfulgay-training.com

¡Próximamente se sumarán más talleres en todo el mundo, así que permanece atento!

Buenos puntos de inicio

MINDFULNESS GAY MSBR

Cualquiera que esté interesado en Mindfulness y MBSR, tendría que empezar echando un vistazo a estos tres enlaces:

1. El Centro de Mindfulness de la Escuela de Medicina de la Universidad de Massachusetts, donde todo empezó hace más de 30 años. Es el centro de referencia de Mindfulness a nivel mundial y de todo lo relacionado con la enseñanza de dicha disciplina.

http://www.umassmed.edu/cfm/

2. Mindfulness Meditation NYC es un colectivo de profesores de reducción de stress mediante Mindfulness (MBSR) que realiza su actividad en el área de la ciudad de Nueva York. La web es una fuente muy completa de información para todo aquel que quiera profundizar sobre Mindfulness y MBSR, con independencia de donde viva.

http://www.mindfulnessmeditationnyc.com/

3. El Centro de Mindfulness en la Universidad de Bangor, Gales, Reino Unido es uno de los centros punteros de la enseñanza e investigación de Mindfulness en Europa y en el mundo. El Centro ofrece un programa de cursos, y talleres complementarios de los que se imparten en Estados Unidos.

http://www.bangor.ac.uk/mindfulness/

Si estás realmente escuchando…

ANDREW HARVEY

Si estás realmente escuchando, si estás despierto a la conmovedora belleza del mundo, tu corazón se rompe con regularidad. De hecho, el corazón está hecho para romperse; su finalidad es explotar una y otra vez para que pueda recibir maravillas eternamente.

Andrew Harvey, escritor y maestro espiritual indio (1952)

Tres misterios gozosos

LUIS CERNUDA TRES MISTERIOS GOZOSOS

El cantar de los pájaros, al alba,
cuando el tiempo es más tibio,
alegres de vivir, ya se desliza
entre el sueño, y de gozo
contagia a quien despierta al nuevo día.

Alegre sonriendo a su juguete
pobre y roto, en la puerta
de la casa juega solo el niñito
consigo, y en dichosa
ignorancia, goza de hallarse vivo.

El poeta, sobre el papel soñando
su poema inconcluso,
hermoso le parece, goza y piensa
con razón y locura
que nada importa: existe su poema.

Luis Cernuda, poeta español (1902-1963)

Sobre la meditación andando o walking meditation

walking meditation

‘En entornos monásticos tradicionales, las sesiones de meditación sentada se intercalan con sesiones de meditación andando. Son la misma práctica. Andar es tan bueno como sentarse. Lo importante es cómo está nuestra mente. En la meditación andando formal, prestamos atención al hecho de andar en sí.’

Jon Kabat-Zinn
Donde quiera que vayas, ahí estás: Mindfulness en la vida cotidiana (2009)

‘Tenemos que despertarnos a la verdad de que estamos vivos. Estamos aquí dando pasos en este bello planeta. Esto ya es de por sí un milagro. Pero tenemos que estar aquí para que el milagro sea posible, regresar al aquí y ahora. Si somos capaces de caminar de este modo, cada paso será sanador y reconfortante. Andar como si besáramos la tierra con nuestros pies. Hay mucho amor en la práctica de la meditación caminando.’

Thich Nhat Hanh
Nuestro verdadero hogar: el camino hacia la tierra pura (2006)

‘La paz está en cada paso’

Thich Nhat Hanh
La paz está en cada paso (2000)

La casa de huéspedes

The guest house MindfulGay

La casa de huéspedes

Esto de ser un ser humano
es como administrar una casa de huéspedes.

Cada día una nueva visita, una alegría, una tristeza,
una decepción, una maldad,
alguna felicidad momentánea
que llega como un visitante inesperado.

Dales la bienvenida y acógelos a todos ellos,
incluso si son un grupo penoso
que desvalija completamente tu casa.
Trata a cada huésped honorablemente pues
podría estar haciendo espacio para una nueva delicia.

El pensamiento oscuro, lo vergonzante, lo malvado,
recíbelos en tu puerta sonriendo e invítalos a entrar.

Agradece a todos los que vengan
pues se puede decir de ellos que han sido enviados
como guías del mas allá.

Jelaluddin Rumi

Entrevista a Scott Dillard, organizador de la Conferencia de Otoño de Gay Spirit Visions (GSV) de 2014

Scott Dillard

Scott Dillard es, desde hace varios años, miembro activo de Gay Spirit Visions (GSV). Este mismo año (2014) fue el organizador de la Conferencia de Otoño celebrada el pasado mes de septiembre en The Mountain, Carolina del Norte, USA.

Hola Scott, un placer y un honor tenerte con nosotros hoy. ¿Qué les dirías a los seguidores de MindfulGay sobre Gay Spirit Visions (GSV). ¿Cuál es su objetivo prioritario?
Gay Spirit Visions tiene como fin principal convocar tres veces al año (primavera, invierno y otoño) reuniones dirigidas a hombres que aman a otros hombres y que se encuentran en un camino espiritual.

¿Cuántos años lleváis reuniéndoos, primero una vez al año (en otoño), y luego tres (en invierno, primavera y verano) ¿Por qué era tan especial el encuentro de este otoño?
Llevamos veinticinco años reuniéndonos en otoño, y más recientemente también en invierno y primavera. Este otoño era una ocasión especial porque celebrábamos el veinticinco aniversario de Gay Spirit Visions, lo que nos brindaba una oportunidad para hacer balance y reflexionar sobre el camino recorrido, el lugar en donde nos encontramos y adónde queremos ir.

Siempre os habéis reunido en The Mountain, en las montañas de Carolina del Norte. ¿Piensas que la energía tan especial del lugar facilita que las reuniones sean tan especiales?
Yo tengo una relación de muchos años con The Mountain; había sido miembro del claustro de profesores de la Escuela de The Mountain para líderes congregacionalistas, y fui incluso decano. Es una escuela de liderazgo para líderes laicos de la Escuela Unitaria Universal. Durante años dirigí también un grupo de actores que venían a The Mountain, para participar en talleres de “new performance”. Debo subrayar que The Mountain es, en efecto, un lugar muy especial, abierto a grupos muy diversos. La propia misión del lugar incita a amar a cuantos llegan al centro de retiro, lo que unido a la belleza del entorno natural en que se encuentra hace que se trate de un lugar especial, y sagrado. Creo que, además, GSV transmite al lugar nuestra energía, una energía propia y especial.

Muchos de los hombres que acuden a las reuniones vienen de los estados de Georgia y Carolina del Norte. Algunos de ellos viven aislados en pequeñas comunidades. ¿Contribuye ese hecho a reforzar la sensación de comunidad y hermandad?
Pienso que, con independencia a su origen, todos los hombres que nos visitan se sienten parte de una comunidad de hombres que trasciende las barreras geográficas. Estoy seguro de que para hombres que viven aislados en comunidades muy pequeñas, tener acceso a un lugar de reunión que los sitúa en el centro del universo, y no en los márgenes de las pequeñas comunidades en las que viven, es un regalo del cielo.

¿Podrías contar a los lectores qué tipo de actividades podrán realizar si se deciden a ir a una reunión de Gay Spirit Visions?
En una reunión de otoño lo normal es que un ponente invitado hable sobre el tema principal de la reunión. Luego, los participantes se reparten en pequeños grupos que se reúnen durante el tiempo que dura la conferencia para procesar la información y las experiencias vividas. Siempre hay un baile y un espectáculo, un talent show. Suele haber talleres para elegir, paseos por el laberinto, y talleres ofrecidos de forma espontánea por los participantes.
Obviamente, las reuniones de invierno y primavera son algo diferentes: más breves que la de otoño y con su propio sabor. La de invierno es más contemplativa, más meditativa, y la de primavera tiene una estructura más flexible y unas actividades que van cambiando.

La espiritualidad constituye una parte importante de las conferencias de GSV. ¿Son todos los hombres, sean de la religión que sean, incluso los que no creen en nada, acogidos por igual? 
No importa cuál sea su religión o su camino espiritual, todos los hombres son bienvenidos a la conferencia. Venimos de muchos credos y de muchas trayectorias diferentes, y nos reunimos para aprender unos de otros y apoyarnos mutuamente mientras vamos buscando significados y la conexión.

Entiendo que Gay Spirit Visions es una asociación sin ánimo de lucro, y que los hombres que participan en la organización y planificación de las distintas actividades lo hacen de forma voluntaria y completamente altruista. ¿Es así?
En efecto. Se trata de una organización gestionada en su totalidad por voluntarios. Hay un consejo que regula y supervisa el funcionamiento administrativo del grupo y planifica las diferentes reuniones. La duración de los cargos es limitada en el tiempo, y las personas que los ocupan son luego sustituidas por otros miembros de GSV. Además, hay un gran número de comités integrados por hombres que viven en diversos puntos del país y que contribuyen al éxito de las reuniones encargándose de diversos aspectos de las mismas, como los diferentes rituales, la decoración, espectáculos y los grupos de debate.

Para ti, y para los demás participantes a la reunión, ¿qué ha supuesto contar con John Stasio, fundador de Easton Mountain, como conferenciante invitado?
Estoy encantado de haber podido tener a John entre nosotros y de que fuera nuestro conferenciante invitado. Conocí a John hace unos años en una conferencia de líderes espirituales gay, y más tarde tuve la suerte de presentar una actuación en el centro de retiros que dirige, Easton Mountain. Curiosamente, John estuvo también en mi ordenación como ministro inter-denominacional en la ciudad de Nueva York. Estaba planteándose ir al mismo seminario en el que me graduaba, y cuando asistió a la ceremonia no sabía que yo me estaba ordenando. Cuando decidí que el tema de la reunión de otoño sería ‘comunidad’, John fue la primera persona a quien pensé invitar como conferenciante, ya que lleva muchos años viviendo en comunidad en Easton Mountain. La respuesta que he tenido del resto de participantes a la reunión ha sido muy positiva. John nos habló de corazón a corazón, forzándonos, incluso, a plantearnos objetivos mayores y más ambiciosos como organización.

Han transcurrido ya unos días desde el fin de la conferencia, ¿qué sentimientos y recuerdos guardas en ti después de haberla organizado?
En la mente me queda una imagen que se produjo al final de la reunión. Había un hombre joven que trabajaba de voluntario en The Mountain y que vino a la reunión de despedida. En un momento dado, mientras guiaba al resto de participantes para formar una espiral humana, vi, desde el centro de esa espiral, que aquel chico me observaba y que estaba tan emocionado con lo que estaba viviendo que lloraba y sonreía al mismo tiempo. Le cogí de la mano mientras cantábamos y le dije al oído “Todo va a salir bien”. Mirándome, afirmó con la cabeza, y a través de sus lágrimas me sonrió. Eso es, para mí, lo que GSV representa: un lugar donde nos rescatamos los unos a los otros del aislamiento y la soledad, y donde ayudamos a otros hombres a sentirse realizados y vivos. Aquel joven me hizo sentir, en aquel momento, que había hecho bien mi trabajo. Había reservado para él un espacio al que entrar y donde ser abrazado y amado por sus hermanos. Estaba en su casa.

Muchísimas Gracias Scott por tu tiempo. Ha sido un verdadero placer tenerte con nosotros.

Mindful Yoga o yoga en consciencia plena

mindful movement

Mindful yoga o yoga en consciencia plena, también conocido como mindful movement o movimiento en consciencia plena, es una de las prácticas formales de meditación que se utilizan en MBSR – Reducción de estrés mediante mindfulness o consciencia plena.

Frecuentemente, la gente se pregunta qué tiene que ver el yoga o el movimiento en general con la meditación.

La finalidad del mindful yoga o yoga en consciencia plena, es llevar el foco de atención al movimiento. Ser conscientes de lo que le está pasando a nuestro cuerpo y qué está ocurriendo en nuestro interior cuando nos movemos.

Aunque se denomine mindful yoga, no es exactamente yoga en estado puro. Toma movimientos y posturas de dicha disciplina, pero también del qi gong, del tai chi, de la danza, o incluso movimientos del día a día, añadiendo un elemento de atención y concentración a aquello que estamos haciendo en ese momento, que es movernos.

Se puede hacer de pie, o tumbados. La mayor parte del tiempo se practica con los ojos abiertos, pero también se puede hacer con los ojos cerrados, lo que puede aportar una dimensión diferente al movimiento.

¿Tenemos que estar en forma para practicar los diversos movimientos que integran el yoga en consciencia plena o mindful yoga? ¡De ninguna manera! Esto es lo bonito de la práctica, siempre habrá algún tipo de movimiento por sutil que sea que podamos realizar. No importa si hacemos ejercicio de forma regular o no, si tenemos las cuatro extremidades o no, o si nuestra movilidad está reducida. Es una cuestión de ser plenamente consciente de ese movimiento en particular aunque apenas sea perceptible.

No se trata de una competición con los demás, ni con nosotros mismos. Simplemente es una cuestión de vivir el momento, de vivir nuestra propia experiencia, como lo hacemos cuando practicamos la meditación sentados, o el body scan.

El escuchar y el auto respeto son cruciales aquí.

Escuchar a los signos corporales, a lo que nuestro cuerpo nos está diciendo en este momento… ¿Hasta dónde podemos llegar? ¿Cuándo tenemos que saber parar? ¿Cuándo tenemos que regresar a la posición de inicio?

Auto respeto: tenemos que aprender a respetar nuestro cuerpo, y ser conscientes de dónde están nuestros límites. Límites que varían de persona a persona. Límites que incluso en nosotros pueden variar día a día, o momento a momento.

Mientras practicamos mindful yoga o movimiento en consciencia plena, no existe nada más. Sólo nosotros, nuestro cuerpo, ese movimiento en particular, experimentándolo, escuchándolo, integrándolo.

Con toda probabilidad, habremos elevado nuestras manos y brazos miles de veces a lo largo de nuestras vidas, pero cuando lo hacemos en consciencia plena , alcanzamos una dimensión diferente, que probablemente no pensábamos que pudiera existir.

Walking meditation o meditación caminando

walking meditation mindfulness meditación caminando

Caminar es algo que todos realizamos a diario. Pero en la mayoría de ocasiones lo realizamos de forma automática, sin fijarnos en el valor añadido que puede aportarnos.

Jon Kabat-Zin quiso darle un nuevo sentido al hecho de caminar, por lo que introdujo la walking meditation o meditación caminando dentro del conjunto de prácticas formales que forman el MBSR – Mindfulness-based stress reduction o, lo que es lo mismo, la reducción del estrés basada en la consciencia plena.

Practicar la meditación caminando o walking meditation es algo tan sencillo como andar, pero mientras lo haces, puedes integrar en la meditación los estímulos que ves, aquello que sientes, los olores, la sensación de tus pies cuando se ponen en contacto con el suelo…  lo que debes intentar evitar es no dejarte llevar por otros pensamientos que nos alejen de cultivar la observación interior.

Es posible que al principio nos cueste: durante tantos años hemos utilizado nuestras piernas de manera mecánica que es probable que incluso nos sintamos torpes realizando la actividad. Puede fijar tu mirada al frente o puedes mirar el suelo y ver cómo el pie sube desde el suelo y vuelve a bajar, y sentir la cadencia de tus pasos.

Cualquier momento es bueno para practicar la meditación caminando: en los pequeños desplazamientos, en casa, en un parque, en el camino de ida o regreso del trabajo… siempre hay una buena oportunidad para hacer de ese camino una oportunidad para meditar. Caminar como práctica en sí, sin tratarla como un medio más, como hacemos con la ajetreada vida diaria.

Tómate tu tiempo. No corras. Sólo vaga sin buscar un objetivo, ni un destino, sin la intención de alcanzar un lugar concreto. Si, por ejemplo, lo pones en práctica durante un trayecto que realizas en 5 minutos, permítete realizarlo en el doble de tiempo y practica la meditación caminando durante 10 minutos.

Antes de iniciar la práctica, piensa en respirar lentamente durante esos dos o tres pasos iniciales, para acostumbrar a tu cuerpo y tu mente a esta nueva forma de caminar. Las plantas de los pies deben centrar tu atención: sé consciente del contacto entre las plantas y el suelo que pisas.

Debes controlar la respiración. Que sea leve y pausada. Ella te ayudará a reducir los efectos del estrés y facilitará la meditación. Realiza respiraciones lentas pero profundas inhalando el aire por la nariz y exhalando por la boca.

Y, lo más importante: vive la experiencia. No pienses en un tiempo mínimo ni máximo para practicar esta meditación. Y al acabar, dedica unos minutos a reflexionar sobre lo que ha supuesto la práctica, cómo a través de ella, has encontrado serenidad, paz, alegría interior.